María Gacio
Buscador >>
LA S.T.S.(SALA CIVIL.PLENO) DE 9/3/2017:ANÁLISIS DE LA DESESTIMACIÓN JUDICIAL DE ACCIÓN INDIVIDUAL DE NULIDAD DE "CLÁUSULA SUELO".-
04/08/2017
La sentencia del Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo de 9 de marzo de 2017 suscitó atención al desestimar el recurso de casación formulado por dos consumidores, que habían interpuesto demanda en ejercicio de acción de nulidad de pleno derecho de la “cláusula suelo” incluida en préstamo hipotecario de fecha 14 de julio de 2009  suscrito con Caja Rural de Teruel, Sociedad Cooperativa de Crédito.

La citada sentencia vino a erigirse en recordatorio de algo que - aunque sabido se tiende a olvidar- y es que la “cláusula suelo” es lícita. Cosa distinta es que una posible falta de transparencia determine su carácter abusivo, y por tanto, su nulidad. En definitiva, el pronunciamiento jurisprudencial puso el foco de atención en algo crucial, y es que a la hora de ejercitar acciones individuales de nulidad, es necesario realizar un examen individualizado del caso concreto.

La sentencia de 9 de marzo de 2017 (Ponente: Sr. Sancho Gargallo) desestima el recurso de casación articulado por los consumidores, imponiéndoles además el pago de las costas del recurso. El recurso se articulaba con fundamento en un único motivo: la infracción de la jurisprudencia contenida en la sentencia de 9 de mayo de 2013, y en concreto, los parámetros fijados por dicha sentencia para realizar el control de transparencia.

Los recurrentes en casación habían visto desestimada su demanda en virtud de sentencia del Juzgado de primera instancia nº1 de Teruel de 24 de febrero de 2014;  así como el recurso de apelación contra esta, que dio lugar a la sentencia de 27 de mayo de 2014 de la sección 1ª de la Audiencia Provincial de Teruel. En definitiva, tres años de batalla judicial que terminaron con la confirmación de la la validez de la “cláusula suelo” litigiosa.

Además, la citada resolución judicial contiene una serie de cuestiones clave, tanto desde el punto de vista de Derecho sustantivo como procesal en relación con el control de transparencia.

El Tribunal al analizar el único motivo de casación, subraya que se trata de un acción individual y señala algo fundamental desde el punto de vista probatorio y es que (ex Fundamento de Derecho Segundo nº 5 de la sentencia):

“el juicio sobre la transparencia no tiene por qué atender exclusivamente al documento en el cual está inserta o a los documentos relacionados, como la previa oferta vinculante, sino que pueden tenerse en consideración otros medios a través de los cuales se pudo cumplir con la exigencia de que la cláusula en cuestión no pasara inadvertida para el consumidor y que este estuviera en condiciones de percatarse de la carga económica y jurídica que implicaba”.

Precisamente en el Fundamento de Derecho Primero se lee, en referencia a la sentencia de apelación que:

"(…) existen en el procedimiento elementos probatorios que revelan que el establecimiento de dicha cláusula fue negociado individualmente entre los actores y la entidad demandada, hasta el punto de que la misma aplicó un suelo inferior al tipo usual aplicado por dicha entidad, como así ha sido puesto de manifiesto por la declaración de la persona que negoció el préstamo, por las comunicaciones documentadas entre esta y la entidad matriz al objeto de solicitar autorización para modificar las condiciones contractuales, y por las declaraciones en el acto del juicio de la notaria autorizante del contrato, que expresamente reconoció la advertencia legal a los contratantes sobre la cláusula de variación del tipo de interés “.


Sobre la base de lo anterior, el Tribunal Supremo atiende en el Fundamento de Derecho Segundo nº 6 como, a la vista de las pruebas practicadas, la Audiencia Provincial concluye en la sentencia recurrida que:

“los contratantes conocían con precisión el alcance y las consecuencias de la aplicación de la referida cláusula suelo”.

Para finalizar conviene resaltar el último de los razonamientos contenido en la sentencia –concretamente el Fundamento de Derecho Segundo  nº8, y es que el juicio de transparencia sobre las “cláusulas suelo” exige que la cláusula litigiosa  sea una condición general de la contratación. Porque si la cláusula no fue predispuesta por el banco, y por el contrario fue negociada- como ocurría en el caso de litis-, entonces no procede realizar ningún control de transparencia, puesto que solo la condición general de contratación puede ser abusiva..


MARÍA GACIO
Foz, 4.8.17
Añadir comentario
Nombre
Texto
Volver
C/Alfonso VII, 35 bajo. 27740 Mondoñedo (Lugo)info@mariagacioabogada.comAviso Legal