BLOG

Buscador >>
22/12/2016
BLOG (NO SOLO) DE DERECHO
Imaginemos.

En el interior de una oficina-escondrijo, a la que nadie prestaría atención por fea y destartalada, se gestiona la magia de la auténtica Navidad.

Allí llegan las tarjetas más curiosas. Tras pasar una dura selección, se atiende un número muy limitado de peticiones. 

Algunas de las seleccionadas son postales en blanco. Sus remitentes no escriben nada. No piden nada. Ceden sus deseos a los demás.

En otras, se limitan a escribir en unas escuetas líneas: “ No necesito nada por ahora.  Si acaso, algo de la magia que gestionan ustedes desde ahí. El resto no me interesa”.

Y los que se explayan un poco más, cuentan cosas como esta:  “ Me dirijo a los encargados de la oficina-escondrijo de Navidad, que yo sé que existe aunque no pueda verla. En realidad, no les escribo para pedirles más luces, ni más adornos. Tampoco más frases hechas, y un tanto azucaradas, propias de esta época del año. Todo está suficientemente adornado. Y en cuanto al azúcar, es suficiente con el de los postres, que tienen bastante, por cierto. Lo que me gustaría es, algún remedio para ese desencanto que nos invade a partir del 7 de enero. Cuando las luces se apagan. Y pienso ¿todo esto era la auténtica Navidad?”. 

La oficina les contesta. Siempre. Con un breve y optimista mensaje:

“ Los responsables de esta oficina-escondrijo, aparentemente destartalada y fea, escondida entre las estrellas, hemos sentido una inmensa alegría al recibir su tarjeta. Por supuesto, le enviamos la magia”.


Desde Mondoñedo, ¡Feliz Navidad! a todos los lectores del blog.



P.S.: Y la foto de hoy, la playa de Llas (Foz) en diciembre.


FELIZ NAVIDAD
21/12/2015
BLOG (NO SÓLO) DE DERECHO
Se cambian adornos y ruido de navidad (porque eso no es Navidad), por sueños.

Si aceptas el canje, pregunta aquí. En Mondoñedo. 

En esta pequeña ciudad. Silenciosa, un tanto enigmática, abrumadoramente culta. Distinta.

Donde es posible todo lo imposible.

Donde habita el universo literario de la más absoluta genialidad. Universo que  ha transformado y empequeñecido, para siempre, el universo de la realidad.

Y está aquí. Para siempre. En Mondoñedo.

Donde un mago puede cambiar el color del mundo.  Donde las sombras sanan los cuerpos enfermos. Donde los caballos trotan y… hablan.

Hablan y cuentan que aquí… aún es posible todo lo imposible.

Aunque el encanto de la magia dure sólo un rato. Y pasado el rato, debamos conformarnos con la fastidiosa lucidez.

Porque somos observadores realistas. Agudos. Pero, a fin de cuentas, soñadores encantados también.

Soñadores sumergidos en el encanto de esta ciudad. Que sabemos que no puede perderse. Que no puede olvidarse. Que debe conocerse. Más. Aún. 

Por eso estos días,  en esta ciudad pequeña, silenciosa, un tanto enigmática, abrumadoramente culta - en definitiva, distinta- cambiamos los adornos y el ruido de navidad.


Y los cambiamos por sueños.




                                                            ¡Feliz Navidad! a todos los lectores del blog.


P.S.: La foto de hoy (de X.M.Palacios Muruais), es una vista parcial de la catedral de Mondoñedo. La catedral es la responsable de que los mindonienses miremos al cielo. Y este año, como ya sabréis, fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Hasta el próximo día.



SE CAMBIAN ADORNOS Y RUIDO DE NAVIDAD, POR SUEÑOS.-
C/Alfonso VII, 35 bajo. 27740 Mondoñedo (Lugo)info@mariagacioabogada.comAviso Legal